Mi Carrito

Cerrar

Los defectos del vino

El día de hoy quiero platicar sobre los defectos más comunes que encontramos en los vinos y más o menos explicar en donde se generan los errores que nos derivan estos defectos en los vinos.

La primera parte que es importante recordar es que el vino es un producto vivo, esto se traduce en que el vino evoluciona y también el que el vino requiere un cuidado muy bueno a lo largo de todo su proceso, desde el campo hasta el almacenamiento y su consumo.

Hablando de los defectos que se generan en la bodega, estos tienen que ver principalmente con el proceso de vinificación y algunos errores que pueden llegar a pasar en la bodega. El principal error que se llega a generar tiene que ver con higiene en la bodega y por higiene lo que normalmente llega a pasar es que al lavar los tanques de acero inoxidable o bien las barricas, estos procesos no se hacen de forma adecuada y esto normalmente se traduce en un defecto denominado “de corcho” o bien “acorchado” y esto es un olor a trapo húmedo que es muy notorio en el vino y lo hace muy desagradable para poderlo tomar. Se estima que más o menos el 5% de todos los vinos que existen llegan a tener este defecto.

Los otros defectos que salen en los vinos se suelen generar por errores en el almacenamiento de los vinos, por ejemplo:

Almacenar las botellas paradas: en muchos de los vinos este error hace que el corcho se seque y por lo mismo se oxigena el vino más de lo que debería, esto se traduce en que el vino se puede avinagrar ya que recibe más oxigeno del que debería.

Luz: almacenar las botellas directamente bajo la luz afecta mucho a los vinos ya que hace que se evolucionen y esto también los avinagra. Nunca compren una botella de vino en una tienda a la cual le da directamente la luz, es muy alto el riesgo de que el vino este mal.

Guardar las botellas en el refrigerador: al tener las botellas en el refrigerador podemos generar que el vino absorba los olores que normalmente existen como puede ser cebolla, verduras, pimientos, etc. Estos aromas los absorbe el vino y cambia sus características.

Estos son los defectos más comunes que encontramos en los vinos, aunque existen muchos más. Lo que les recomiendo siempre es que el vino lo tienen que oler y probar antes de que lo empiecen a servir. Si detectan un defecto y están en un restaurante, es perfectamente válido que regresen la botella para que se los cambien por otro.

También es importante aclarar que es muy distinto el que un vino tenga defecto a que un vino no te guste, si el vino no te gusta, pero está bien hecho, entonces no hay razón para cambiar la botella de vino.

Igualmente, si quieren entrenar en los defectos del vino, existe un set de aromas llamado “Los defectos del vino” en donde se ejemplifican los principales defectos que pueden existir en un vino para poderlos detectar en nariz.

Salud!!

Lo bueno se Comparte

Mi Carrito

Subtotal: $ 0

Tu carrito está vacío