Mi Carrito

Cerrar

Otras formas de destapar un vino

Quiero platicarles una anécdota que vivimos estas vacaciones y que me pareció interesante compartírselas.

La semana pasada estábamos de vacaciones en Pie de la Cuesta, Guerrero, en casa de unos familiares justo en la laguna. A la hora de la comida, como buen aficionado del vino, ya tenía listas las opciones de vino mexicano para acompañar la carne asada que estábamos preparando. En el momento de pretender abrir el vino, me doy cuenta que no traje destapacorchos. Digamos que fue el colmo de una persona amante de los vinos.

Ya que había antojado a todo mundo con el vino, salimos a buscar por la zona un destapacorchos y en la única tienda de conveniencia grande que había, creo que ni los conocían, y qué decir del resto de las tiendas chiquitas. Así que me acorde de otras formas que conocía para destapar un vino y me lleve algunas sorpresas.

La técnica del zapato: esta técnica consiste en meter la botella en un zapato y pegarle fuertemente contra alguna superficie dura, el impacto va botando poco a poco el corcho.

El problema fue que los que estábamos presentes llevábamos solo chanclas y no generan la fuerza para botar el corcho, así que no funcionó.

La técnica del clip: esta consiste en extender un clip dejando las orillas dobladas, se introduce una por un lado del corcho hasta que pasa al fondo del corcho y lo giramos, el gancho se atora en la base del corcho y al jalarlo va subiendo el corcho.

Para nuestra mala suerte, no teníamos ningún clip cerca.

 

La técnica de la llave o cuchillo, consiste en introducir una llave o un cuchillo en el corcho y tratar de girarlo para que salga o bien directamente jalar.

Nosotros lo intentamos con el cuchillo y no giraba nada, y al sacarlo salía solo el cuchillo

 

Empujar el corcho: esto consiste en ocupar alguna pluma, cuchillo o la misma llave para empujar el corcho dentro de la botella.

 

En nuestro caso lo intentamos y tampoco se movió el corcho ni medio centímetro para adentro.

Finalmente, la técnica ganadora fue la del tornillo y pinzas. Por suerte, había unos trabajadores en la casa y nos prestaron un tornillo que metimos al corcho (fue fácil con el desarmador) y ya que está adentro, lo jalas con unas pinzas. Esta técnica nos funcionó muy bien para abrir los vinos mexicanos que habíamos pensado degustar con la familia.

 

 

Espero que estas técnicas les ayuden a poder destapar sus vinos, cuando por alguna razón se encuentren sin el útil destapacorchos.

 

Salud!!

 

 

 

 

Lo bueno se Comparte

Mi Carrito

Subtotal: $ 0

Tu carrito está vacío